Contáctanos (+571) 2107892

vivamoshumanos.ong@gmail.com

Nuestra historia

En 2001 el expresidente Ernesto Samper Pizano decidió seguir trabajando por la salida negociada del conflicto, la paz y los derechos humanos en Colombia, por esa razón fundó la Corporación Vivamos Humanos.

Como fundador y presidente honorario de Vivamos Humanos, ha impulsado iniciativas que incidan en la aplicación de derecho internacional humanitario, la garantía de los derechos humanos y la construcción de paz desde los territorios.

Junto con el expresidente Alfonso López Michelsen, lideró la coordinadora humanitaria con el fin de lograr un acuerdo humanitario para liberar secuestrados y salvar vidas.

Desde 2013 es garante de varios espacios de interlocución de acuerdos sociales, liderados por comunidades que luchan por la garantía de sus derechos. Con el fin de cumplir con su rol de garante de una forma efectiva ha diseñado deacuerdo.co, una herramienta de negociación social.

Por medio de Vivamos Humanos lideró la participación de las víctimas del conflicto en la mesa de negociación de La Habana, entre el gobierno nacional y la antigua guerrilla de las Farc.

Desde el principio de la negociación estuvo seguro que la paz iba a ser firmada. Por esa razón, junto con su equipo, diseñó un modelo de posconflicto, “Poniendo los cimientos para la construcción de paz”, la premisa básica de estos proyectos es que si bien la paz es un tema nacional, el posconflicto tiene que consolidarse en lo local.

Por medio de la entrega anual del premio Alfonso López Michelsen ha logrado visibilizar a líderes y lideresas que trabajan arduamente por la construcción de paz, los derechos humanos y la reconciliación en el país.

Tiene un contacto permanente con jóvenes y líderes sociales a través de los Café paz y medio ambiente. Desde ahí construyen colectivamente respuestas a los retos de la implementación del acuerdo de paz y el manejo de la emergencia climática.

Convencido de que el pilar fundamental de la justicia transicional y la paz es la verdad, está haciendo sus contribuciones a la misma, en la Comisión de la Verdad. Es el único expresidente del mundo que ha participado voluntariamente en un proceso como este. Espera además que sus colegas se animen y también hagan su aporte al proceso que vive Colombia.

Ha insistido en que las conversaciones con el ELN deben seguir para lograr la salida negociada, política y definitiva del conflicto armado. Por esa razón o como contribución a este proceso desde 2017, ha liderado las mesas humanitarias y de construcción de paz en el Catatumbo y el Pacífico Nariñense. En estos espacios se consolidan alivios humanitarios de corto, mediano y largo plazo para implementar en el territorio, mientras se consigue firmar la paz con esta guerrilla.